me trague la sal en vez del tequila

Fotografía de Frances Davis Furr de http://www.rinconimages.com

Un trago o shot de tequila se toma mejor con sal y limón. Llevo años saboreando esta bebida en el momento en que salgo a socializar con amigos. En 2009, mientras que gozaba de un recital en Poets Passage del Viejo San Juan en honor a la poeta puertorriqueña Ángelamaría Dávila, me hallé con unos cuantos ojos profundos que se tragaron los míos en el ademán energético de mayor importancia que experimentaría yo jamás. La mujer del otro lado del salón llevaba 15 días viviendo en Puerto Rico, y sus movimientos anatómicos tiernos acapararon mi atención escorpiona. Nos fuimos aproximando de a poco entre la multitud y de pronto su tatuaje semicircular en el brazo izquierdo chocó con el tatuaje semicircular de mi brazo derecho. “Somos hermanas de tatuaje”, dictaminé y ella, una sangreña recién mudada de California, se enamoró de mi afro y sonrió. Dialogamos por ciertos minutos, intercambiamos miradas, sonreímos de múltiples formas sugerentes. Grabé para toda la vida en mi psiquis la imagen de su lunar a mitad de pecho, monumento al que llamaría yo desde ciertos días “mi trozo de chocolate chip”. Ella apreció que yo tenía entre mis manos ciertos contenidos escritos de poesía, y me preguntó si era profesora. En el momento en que le dije que sí sin darle mucho más datos, me preguntó si podía cargarme los libros hasta un nuevo destino mucho más apacible, en el que pudiésemos charlar con calma. Accedí y comenzamos una caminata silente pero telepática hasta la calle San Sebastián. Entramos en un espacio que tiene por nombre ‘La sombrilla rosa’, una suerte de barra-pista de baile.

4 Como antídoto para la tos e inclusive para ligar parteras

Te duele la garganta hace días, vas al médico y lo que te receta no ¿te marcha? En un envase algo de tequila, vuelca el jugo de un limón, una cucharada chica de miel y lo calentas cuanto mucho más aguantes, lo tomas y vas a ver que tu garganta se pone ardiente. Muy bueno si lo que deseas es dejar de sentir mal, pero si tomas fuerza entonces no sientes los brazos, las piernas, la cabeza… y si no se te quita, por lo menos se te olvida.

Si la vida te ofrece limones, ¡solicita limón y sal!

1. Completar un vaso de sorbo lleno de tequila, y dejarlo en la mesa/barra.

2. Se coge una rodaja de limón con una mano, comunmente con la no dominante.

Deja un comentario