como se llama el tequila con gusano

Varios acostumbran a meditar que son las botellas de tequila son las que tienen, pero NO es de esta manera. La bebida mexicana que sí puede venderse con un verme en el interior, si bien no es indispensable, es el mezcal. Afín al tequila, pero no es exactamente lo mismo. El mezcal se realiza como cada productor considera y no está sujeto a la normativa del Consejo Regulador del Tequila (CRT).

El surgimiento del mito fue por la frecuente confusión en el momento de distinguir entre mezcal y tequila.

¿Qué tienen el mezcal y el tequila que son de las bebidas preferidas en el planeta?

¿Pero están de tendencia estas bebidas? ¿Qué las hace tan destacables? ¿Por qué razón en todo el mundo la gente las consumen?

Sol Rodríguez afirma que tomar mezcal es una inclinación global: “En los últimos tiempos la multitud no solo compra una marca de alcohol por su ‘popularidad’ sino más bien pues busca perjudicar lo menos viable su salud y asimismo el mundo. Mencionado lo anterior, naturalmente la multitud halla bastante valor en el mezcal por el hecho de que es un producto que se realiza de manera artesanal y tiene una trayectoria de producción de por lo menos 8 años, lo que lo realiza único en gusto y calidad”.

¿Se come el verme del mezcal?

Entre las leyendas urbanas mucho más populares que cubren el mezcal con verme, es que el verme no debe ingerirse por qué razón está sobrepasado de licor y en un caso así dado se coma diríase que se corre el riesgo de padecer alucinaciones como las del peyote.

mexico

Por fortuna esto solo es un mito que prosigue virando entre los fanaticos del mezcal y que solo es utilizado para evaluar la valentía de quien lo bebe. Pero su preparación a solas del verme sin el mezcal si es consumida en el momento en que se le muele con sal y se le acostumbra acompañar con gajos de naranja o limón.

Comadia redtenbacheri

El verme del tequila consiguió una exquisita y prudente ubicuidad. Hizo cameos sigilosos, en «Poltergeist II», donde ofreció una asistencia en una posesión que definió la trama, y ​​en «Urban Cowboy», que alimentó los comentarios de que «los mexicanos aseguran que si comes el verme, vas a ver visiones» . (No es verdad.)

En la vida diaria, prestar el verme a un adulto mayor japonés se considera una señal de respeto, al paso que comerse uno en las fraternidades se considera la máxima flexión. Pero pese a todo el entusiasmo, la entomofobia y los combos de piruletas y vermes que ha inspirado, su crónica todavía es objeto de conjeturas.

Deja un comentario