Degustando el Tequila

El tequila es una de las expresiones mucho más auténticas de México, representa sus raíces y su cultura. Es una bebida ancestral tan complicada y versátil que ha ganado reconocimiento internacionalmente y es un líder de este país.

¿Por qué razón el tequila es una bebida tan particular?

El tequila es una bebida mestiza resultado de las técnicas prehispánicas de fermentación unidas a los procesos de destilación de los españoles. Para garantizar que sea tequila, este destilado debe ser elaborado de forma exclusiva a partir del agave Tequilana Weber pluralidad azul; estos agaves deben proceder de los legendarios y expepcionales territorios que comprenden la Denominación de Origen, garantizando de esta manera su autenticidad.

Los más destacados tequilas son cien % de agave, y se diferencian unos de otros por su añejamiento: blancos, reposados y añosos , todos con distinta personalidad y carácter.

Los tequilas blancos proponen un carácter fresco, floral, con notas cítricas y suaves, al tiempo que los reposados tienen tonalidades doradas con sabores especiados y notas de madera. Por su parte , los tequilas añosos tienen los sabores sofisticados y auténticos del agave mezclados con el carácter de la barrica donde envejecen a lo largo de cuando menos un año, la que puede ser de roble o encino.